Tolerancia al NO

por Aitor Grandes — 2020-01-27

Ayer me llamaron de una entidad pública para comunicarnos que no éramos ganadores del concurso al que nos habíamos presentado por invitación. Otro proveedor había ofrecido un precio mejor. Nos llamaban para comunicárnoslo expresamente por teléfono y además nos indicaban que recibiríamos una notificación por escrito. A su vez, nos invitaban a un nuevo concurso del cual obtendríamos la información en los próximos días.

Bueno, de entrada, es un detalle que te llamen por teléfono. La realidad es que os sorprendería la de veces que presentas una propuesta, con el trabajo que conlleva, y no recibes ni un “gracias”. Mucho menos una llamada si no eres el adjudicatario. Así que es de agradecer un mínimo de amabilidad y respeto por el trabajo realizado.

La realidad es que tienes que recibir muchos NO para un SÍ. Este es el juego al que hemos querido jugar. Y me hace pensar que si no tienes tolerancia al NO es muy difícil prosperar. Esto es como ligar, si me permitís la licencia, uno no puede abandonar después de las primeras calabazas :-). Lo que síi que puede hacer es reflexionar en qué puede mejorar. Cómo puede ponerse más guapo y ser más atractivo.

Las ventas son el arte de casar oferta y demanda. Y cuando se producen desajustes en este matching recibes un NO. Personalmente me ha costado mucho encajar estas negativas. Es como perder en el patio del recreo cuando eras niño. Uno quiere ganar siempre. Pero con el tiempo voy aprendiendo a gestionarlo, a no tomármelo de forma personal y a seguir intentando mejorar para la siguiente ocasión. Next Play.

Al final, todo es una cuestión de ego. Pienso que los grandes conflictos siempre vienen derivados por el ego de las partes. Opino que en las relaciones comerciales ocurre lo mismo. Esto no va de ti, va de cómo puedes ayudar al otro.

“Conseguirás todo lo que quieres en la vida si ayudas a otras personas a conseguir lo que quieren.” Zig Ziglar

Imagen
Designed by vectorpocket / Freepik


Los cuatro acuerdos

por Aitor Grandes

Ahorrar

por Aitor Grandes